inicio Manual AIDEPLA Propiedades de los forjados de alveoplaca


4.1.- MAYOR GRADO DE PREFABRICACIÓN. MAS CALIDAD Y GARANTÍA


Los niveles de calidad y control propios de la prefabricación en factoría, donde se trabaja en condiciones favorables, con personal especializado, y empleando técnicas industriales y medios idóneos, son muy difíciles de alcanzar en obras “in situ”. No cabe duda de que, en tales condiciones, un producto prefabricado ofrece más garantía de calidad que los realizados en la propia obra.


La fabricación de la ALVEOPLACA exige unas instalaciones y una tecnología que no están al alcance de cualquiera (figura 4.1.1). Por otra parte, los forjados realizados con ellas apenas incorporan material “in situ”: éste se reduce al hormigón para macizado de juntas y, solamente cuando es necesario, para la capa de compresión y a la armadura adicional.


La colocación de la ALVEOPLACA es sumamente rápida y sencilla. Como consecuencia de su altísimo porcentaje de producto prefabricado, los forjados de losas alveolares ofrecen la máxima fiabilidad.

 

4_1_1


4.2.- SIMPLICIDAD DE TRANSPORTE Y ACOPIO


Al necesitar solamente un componente, los forjados de ALVEOPLACA, constituidos por esta única pieza, eliminan las piezas de entevigado, el transporte de las mismas y su consiguiente acopio, agilizando las operaciones de carga y descarga.


4.3.- FACILIDAD, RAPIDEZ, RENDIMIENTO Y SEGURIDAD EN LA COLOCACIÓN

 

ALVEOPLACAEl montaje de la ALVEOPLACA es muy sencillo y repetitivo (figura 4.3.1). Al cubrir mucha superficie con un solo elemento, la rapidez de ejecución en obra es extraordinaria. El rendimiento óptimo es del orden de 500 m2 en 8 horas, con un equipo de 3 hombres.


Nada más colocada, la ALVEOPLACA ofrece una amplia superficie resistente sobre la que pisar con seguridad. Dada su capacidad autoportante, la ALVEOPLACA constituye una solución definitiva, no de carácter provisional, para resistir su peso propio y las sobrecargas habituales de construcción, ofreciendo la máxima seguridad a los operarios que trabajan sobre y por debajo de ella. El trabajo se hace más cómodo y fácil, lo que aumenta el rendimiento.


4.4.- POSIBILIDAD DE PRESCINDIR DE LA CAPA DE COMPRESIÓN


La ALVEOPLACA tiene, por si sola, una gran resistencia que le permite soportar cargas importantes y salvar grandes luces sin colaboración de hormigón “in situ”. No se trata, por tanto, de un elemento semirresistente sino autoportante.


En todo el mundo industrializado, donde el forjado de losas alveolares se emplea masivamente, se acepta la ausencia de capa de compresión, siempre que las juntas se macicen adecuadamente. En este sentido se pronuncia la Instrucción EFHE, que solamente exige la capa superior de hormigón “in situ” cuando existen acciones laterales importantes, como se ha indicado en el apartado 3.2.


La capa de compresión puede utilizarse cuando se desea reforzar algunas prestaciones del forjado, como la rigidez, la acción diafragma, la resistencia frente a sobrecargas concentradas, o la mejor redistribución de cargas puntuales móviles, y también cuando conviene alojar en ella alguna armadura.


4.5.- AUSENCIA DE SOPANDAS. UTILIZACIÓN INMEDIATA


Al ser autoportante, la ALVEOPLACA no precisa sopandas como los elementos semirresistentes. Incluso cuando se desea poner capa de compresión, la resistencia de la losa será suficiente, en general, para soportar sin sopandas su peso propio, el peso del hormigón vertido sobre ella y la sobrecarga de ejecución.


Además de la rapidez, seguridad, comodidad y economía, que se consigue al prescindir de las sopandas, esta característica de los forjados de ALVEOPLACA los hace muy adecuados para los casos en que el sopandado sería especialmente costoso, bien por su difícil recuperación (forjados sanitarios), por estar el forjado inclinado, o a altura importante.


Cuando la ALVEOPLACA no lleva capa de compresión, el forjado adquiere su carácter definitivo en cuanto el hormigón de las juntas haya adquirido la resistencia necesaria. Si lleva capa de compresión lo adquiere cuando el hormigón de ésta alcanza la resistencia especificada.


En todos los casos, puede trabajarse sobre la ALVEOPLACA inmediatamente después de su colocación en obra, para desarrollar las actividades normales de construcción y reducir al máximo los plazos de ejecución


4.6.- RESISTENCIA A FLEXIÓN NEGATIVA


La ALVEOPLACA lleva incorporada una armadura activa superior que le confiere cierta autonomía frente a la flexión negativa, lo que permite, en muchos, casos prescindir de armadura pasiva adicional. En el apartado 3.3.1 se han tratado los aspectos a considerar a este respecto


4.7.- RESISTENCIA A CORTANTE. SUPRESIÓN DE MACIZADOS


La resistencia a cortante de los forjados de ALVEOPLACA es muy superior al de otros forjados, debido a su gran número de almas. Esto hace innecesarios los macizados por supresión de bovedillas, frecuentes en otros forjados.


En el caso de que fuera necesario incrementar la resistencia a cortante, el macizado de alvéolos en la longitud necesaria, realizado en factoría, o en obra, resuelve la cuestión sin necesidad de ningún encofrado, ni sopanda alguna.


Salvo que se disponga capa de compresión para mejorar la resistencia a flexión, o se disponga armaduras en las juntas, no es necesario preocuparse por el esfuerzo rasante.


4.8.- MAYOR LUZ A IGUALDAD DE CANTO


foto4.8.1 foto4.8.2

A igualdad de las restantes condiciones, la deformación de un forjado de ALVEOPLACA es menor que la de otro construido con viguetas pretensadas y bovedillas, y la de éste menor que en el caso de que las viguetas sean armadas o se trate de paneles nervados armados.


Para ilustrar lo anterior, el gráfico de la figura 4.8.1 representa, aproximadamente, la máxima luz L(m) que, para un canto total h(cm), podría considerarse admisible por deformación, para un forjado de cada uno de los tres tipos citados [EFHE apartado 15.2.2]. Se supone una carga total de 4 kN/m2 (400 kp/m2) más su peso propio.

 

figura4.8.1


4.9.- VERSATILIDAD

foto4.9.1 foto4.9.2 foto4.9.3 foto4.9.4 foto4.9.5 foto4.9.6

La ALVEOPLACA permite múltiples aplicaciones, según la posición en que se coloca. A continuación se señalan algunas.


A) En posición horizontal


  1. Es una solución ideal como forjado de piso para todo uso.
  2. Por la gran luz que puede alcanzar y las fuertes cargas que es capaz de soportar, unido a su facilidad de montaje, permite, siempre que se compruebe con los cálculos adecuados, tender pasos para tráfico, con la máxima rapidez y economía. (figura 4.9.1).
  3. Gracias a la seguridad ante la fisuración que le confiere el pretensado, es adecuada para estar sometida a cualquiera de las clases de exposición ambiental en relación con la corrosión de armaduras, ofreciendo, con los recubrimientos establecidos y la clase de cemento adecuada, una buena durabilidad en cualquier clase de ambiente o exposición específica. Por ello es una magnífica opción para cubrir depósitos y canales, construir graderíos y tribunas (figura 4.9.2), realizar obras marítimas e industriales, etc.


figura4.9.1


B) En posición inclinada


  1. Para formar faldones de cubierta, tanto en dirección de la pendiente como perpendicular a ella (figura 4.9.3).
  2. Construcción de escaleras y rampas.


figura4.9.3


C) En posición vertical


  1. Realizar grandes cerramientos (figura 4.9.4).
  2. Formar las paredes de importantes depósitos y silos.
  3. Resolver muros, tablestacados y pantallas para contención de tierras (figura 4.9.5).

figura4.9.4 figura4.9.5


4.10.- ECONOMÍA


foto4.10.1Los forjados de ALVEOPLACA ofrecen la máxima economía de materiales, mano de obra y tiempo, lo que se traduce en una reducción de los costes de obra muy importante.


4.11.- EXPERIENCIA


En la mayoría de los paises industrializados, el forjado de losas alveolares pretensadas es la solución más empleada. La producción mundial de losas alveolares es del orden de 160 millones de metros cuadrados al año, de los que 8 millones corresponden a España.


La Norma Europea prEN 1168: 2003 unifica las condiciones especificadas para los forjados de losas alveolares pretensadas, contenidas en las diferentes normas nacionales europeas, contituyendo su contenido la Norma de Producto aplicable a la ALVEOPLACA.


En todo el mundo se utilizan, ensayan y normalizan estos forjados desde hace muchos años. existiendo, además, una amplia bibliografía al respecto. Todo ello supone una enorme experiencia que, unida a una continuada investigación, confiere a la ALVEOPLACA una amplia seguridad adicional de buenos resultados.

foto4.11.1 foto4.11.2 foto4.11.3